Trabajo Anual

En la Escuela Waldorf se considera que la etapa de educación primaria acaba en el octavo curso (2º ESO), y es por eso, que en este curso se da a los alumnos la oportunidad de empezar a demostrar el ser individual que se está gestando en su interior. En esta edad, unos catorce años, los alumnos están pasando por una serie de cambios interiores que le empiezan a llevar hacia la individualidad a través de los cambios físicos y psicológicos que se producen durante la adolescencia. Entre estos cambios hay que destacar que cada alumno se siente más él mismo, y menos grupo, y esto hace que el trabajo anual sea un gran regalo para la esencia de cada persona.

Al principio de la octava clase cada alumno escoge un tema de su propio interés y junto al tema elegirá también un tutor que le acompañe en el desarrollo de su proyecto. Los temas escogidos pueden ser tan variados como individualidades hay en el grupo. La parte importante de este trabajo es que cada uno de ellos desarrollará su proyecto en profundidad y lo presentará a la comunidad escolar al final del curso junto con conclusiones, presentaciones gráficas, prácticas, creaciones propias, etc.

Con este trabajo la pedagogía Waldorf ofrece a sus alumnos una apertura en diferentes aspectos ya que permite desarrollar la individualidad, intereses y gustos de cada alumno; prepara al alumno para la búsqueda de nuevos referentes pedagógicos como los que se va a encontrar en la etapa de secundaria con la presencia de más maestros especialistas en las aulas; y da la oportunidad a los maestros de acercarse a los alumnos basándose en una relación de interés común hacia un tema.

 

Te puede interesar:

Nuestra Secundaria >
Talleres >
Coro de Secundaria >
Experimentos >
Teatro >
Agrimensura >
Prehistoria >
Intercambios >